PRIORIDADES DE LA VIDA

Marta, Marta, afanada y turbada estas con muchas cosas. Pero solo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada. (Lucas 10:41,42)

Si damos una mirada a nuestro alrededor, vemos dos grandes grupos en el comportamiento del ser humano. Yo diría que estos son los extremos, a los que ni Usted ni Yo queremos estar. Unos que nunca se afanan por nada y pareciera que la vida no tiene ninguna trascendencia para ellos; y Otros que se preocupan por todo, quizás demasiado, del pasado, del presente y del futuro; pareciera que no son capaces de vivir, y pasan la vida ansiando poder hacer lo que no pueden.

Ciertamente hay experiencias y trasfondos en la vida de cada persona para adoptar una de estas actitudes; y por supuesto no podemos culpar de todo al ambiente o a herencias genéticas. Todos tenemos una cuota de responsabilidad en las cosas que decimos y hacemos.

También hay otros que: de todo les echan la culpa a poderes espirituales. Aunque nunca hayan leído de las aventuras de don Quijote de la Mancha, ellos se encuentran batallando contra los molinos de viento todos los días.

La parte final del capítulo 10 de Lucas nos relata una historia en la que la mitad de la humanidad se encuentra hoy. Veamos lo que nos dice el texto: “aconteció que, yendo de camino, entro en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? dile, pues, que me ayude. respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estas con muchas cosas. pero solo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada. (Luc. 10:38-42).

¡Prioridades!, si, de eso es lo que nos habla este texto. Y Marta, como mucha gente hoy, no había entendido de lo que se trataba. Su mundo, el de los afanes diarios, era tan importante y tan absorbente, que no podía darse cuenta que esta era una ocasión en que debía posponerse todo lo que se estaba haciendo para oír a quien tenía un mensaje tan importante y trascendental. Las personas que viven como Marta no se han dado cuenta que la vida se les escapa entre los dedos.

El texto no sugiere que el ocuparse de los quehaceres de la casa y todos los detalles que esto implica no sea importante. Está hablando de las prioridades. Es decir, de darle importancia a aquellas cosas que realmente la tienen en un momento determinado.

Amado Hermano, ¡deténgase un momento en su caminar apresurado!, y revise cuidadosamente el mapa que le guía a su destino, no sea que haciendo todo a la carrera, esté usando el mapa equivocado. Y antes de seguir corriendo en las batallas de la vida, escribamos con mayúsculas en el itinerario de nuestra existencia, ¡LAS PRIORIDADES QUE NOS PUEDEN SALVAR LA VIDA! En la Biblia podrá encontrar el mapa correcto, y así, caminar por el sendero que le conducirá a una vida llena de gozo, paz, amor y bendición para su alma; y sobre todo, la vida eterna en Cristo Jesús.

Dios les Bendiga abundantemente;

Su Servidor en Cristo; Antulio Meneses.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.